• El problema de los routers de los proveedores de Internet

    Una de las cosas que más me molesta de los proveedores de Internet es que no se limitan solo a darte el servicio sino que se inmiscuyen en como gestionas tu router, no dándote los permisos para gestionar su administración, con lo que esto conlleva. Y paso a explicarlo:

    Un router crea y gestiona tu red hogareña. Es decir, todo ocurre dentro de tu casa. Un proveedor de Internet que no se limite simplemente a proporcionarte el cable con la conexión y pase a controlar todo lo que hace tu router, se está metiendo en tus cosas privadas. Porque le es posible, si quiere, ver que dispositivos están conectados a tu red, a que hora se conectan y un sinfín de otras cuestiones a las que yo considero como una invasión a la privacidad.

    En el caso de Euskaltel es aún peor, porque:

    1. controlan tus hábitos de navegación al forzar al router a usar sus propios DNSs (que no te dejan cambiar por algunos de tu elección)
    2. te crean una red wifi extra, para ser usada por otros clientes de la empresa que pasen por la calle, cerca de tu casa (usando tu propia electricidad para brindar ese servicio)
    3. al tener acceso a la configuración de tu router te lo resetean a distancia cuando quieren, borrándote cualquier configuración que hayas hecho en el pasado dejándote, sin previo aviso, sin servicios que tuvieras previamente configurados, como puedan ser el reenvío de puertos y otras cuestiones.
    4. Otras cuestiones que, a medida que me vaya acordando, las iré poniendo

    Por esas razones lo habitual es que se aconseje poner el router del proveedor de internet en modo puente (siempre que permita esa función), comprar un router personal y conectárselo al router de la compañía para tener y gestionar tu propia red hogareña. Pero esto, a pesar de que solucione algunos de los problemas antes descritos, nos sigue presentando el problema de que tenemos un dispositivo al que no controlamos ubicado justo en la salida de la conexión a Internet de casa. Me llamaréis paranoico, pero no me fio nada de este sistema, porque, de alguna forma, es un dispositivo que hace la función de man in the middle, y no mola.

    Es cierto que alguien me podrá decir que quitando ese dispositivo, la función de man in the middle puede hacerse en la misma sede de la empresa del proveedor de servicios pero hacer eso le supondría un coste de recursos que la empresa proveedora de servicios no puede permitirse costear. Tendría un coste en procesador y un coste eléctrico, que lo suple perfectamente instalándote el dispositivo en tu casa y haciéndotelo pagar a ti, con tu corriente. Si, vale, al mismo tiempo te ofrece la conexión mediante ese dispositivo, pero no es menos cierto que también puede ejercer el control de todas las cosas antes descritas, matando dos pájaros de un tiro.

    Entonces, como digo, poner el dispositivo en modo puente no evita que el dispositivo siga estando en el medio. Y al mismo tiempo, quitarlo por completo no es posible, porque, en el caso de Euskaltel, el dispositivo no es sólo router, sino también módem, por lo que es necesario para modular y desmodular la señal desde y hacia el ISP.

    Entonces, si quitarlo no es una opción y ponerlo en modo puente tampoco, lo mejor es tener control del mismo para saber exactamente que es lo que hace. Por ello, mi opinión es que lo mejor es intentar hacerse con los datos de la cuenta root de cada router proporcionado por la operadora. Tener acceso a sus tripas y cambiarle el modo de funcionamiento, de forma que podamos desactivar funciones que no nos interesen del mismo.

    En hacks4geeks pondremos a disposición de los lectores, y a medida que lo vayamos descubriendo, los hacks disponibles para los routers de las operadoras disponibles en España.


    Publicado en la/las categoría/s: Informática, Redes, Seguridad, Telefonía

    Deja un comentario